• Irene López

El triángulo dramático


El psicólogo Stephen Karpman fue quien postuló que, en las relaciones humanas poco genuinas, con frecuencia se instalan mecanismos de manipulación a lo que etiqueta como “juegos de control”. En estos “juegos de control”, los involucrados terminan adoptando tres roles o posturas existenciales: víctima, perseguidor y salvador.

El asumir alguno de estos roles y entrar en estos “juegos de control” nos impide ver quiénes somos en realidad y quiénes son los demás. Si no conocemos quienes somos no podemos calibrar el punto de partida y el plan de acción (aprendizaje) para convertirnos en aquel/aquella que queremos ser. Estos roles enmascaran nuestros deseos de mantenernos en zona de confort, en el no crecimiento.




Perseguidor: Es aquella persona que se mantiene al margen de las situaciones en ejecución pero que lo juzga todo, cosa que hacen con extrema severidad. Les señala a todos los errores y goza, de algún modo, generando sufrimientos emocionales en los otros.

¿Cómo actúa este rol?

· Elabora normas poco prácticas

· hacen cumplir normas de manera cruel

· Atormenta a quienes están a su alrededor

· Manipulan a base de miedos

· Necesita reconocimiento constante de su autoridad

· Critica y juzga, reprocha y menosprecia


Salvador: Fomenta dependencia ofreciendo ayuda constante, aunque no se la hayan pedido. Acostumbra a querer responsabilizarse, en parte, de todo. Evita el crecimiento de los demás de su entorno promoviendo esa necesidad de su figura.

¿Cómo actúa este rol?

· Ofrecen ayuda falsa para promover la dependencia

· Fortalece el papel de la víctima para continuar siendo útil

· Necesitan que le necesiten

· menosprecia las habilidades de los demás

· Es extremadamente servicial para revalorizarse


Víctima: Corresponde a quienes se relacionan con los demás adoptando una actitud de indefensión: No saben, no pueden, no lo consiguen etc.

Buscan que los demás les ayuden, o los apoyen, pero al mismo tiempo se quejan de su condición. Todo lo que les sucede es responsabilidad de los demás.

¿Cómo actúa este rol?

· Envía mensajes de indefensión y se menosprecia a sí misma.

· Olvidan de forma conveniente

· Manipulan con sentimientos de confusión y culpa

· Se queja y reprocha de manera continuada

· Se excusa constantemente

· Necesita ayuda y compasión permanentemente



Estos roles están estrechamente ligados entre sí. Los unos no existen sin los otros. Se retroalimentan y, además, los roles pueden intercambiarse con facilidad. Así, la víctima puede pasar a perseguir, el perseguidor a salvar, el salvador a victimizarse, etc.


Siendo humilde contigo mismo/a seguro que te sientes identificado/a con alguno de los roles, o un poco con todos, o te reconoces claramente en el pasado en alguno de ellos.

La educación emocional en las personas es muy importante para ayudarnos a salir de esta tríada de roles que nos cuartan la libertad de desarrollo, tanto en el plano personal como profesional. En las empresas es sumamente importante dotar a los líderes de equipos de este tipo de formación. Formaciones en Soft Skills ayudan a potenciar climas laborales sanos, evitando las relaciones tóxicas que empequeñecen a cada uno de los colaboradores/ras de la compañía, fomentando el trabajo en equipo, la comunicación asertiva, el sentido de pertenencia, la adaptación al cambio y el pensamiento crítico.


Tanto si eres empresa como particular y deseas formarte y/o iniciar un proceso de transformación, en IL Consultoría tenemos diferentes servicios que podrán acompañarte en este proyecto. Contáctanos para que te informemos sin compromiso de todas las opciones disponibles y atrévete a ser tu mejor versión.


info@ilconsultoria.com

93.605.60.70

www.ilconsultoria.com




18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo